miércoles

Adiós querida abuelita, gracias por estos nueve años











Carlita y sus bebes el 1º día de su rescate
























Carlita quince días después de su rescate


Una de las cosas más duras, si no la más, para un amante y defensor de los animales es tener que tomar la decisión de poner fin a la vida de un ser, a quien aprecia y ama tanto.
Aquí me encuentro, llorando por tal decisión, que hizo que mi Carlita dejase este mundo el día 30 de Junio a las 21:45 h. Hoy hace seis días y todavía no he empezado a reponerme de tal decisión.
Es lo más cruel y doloroso que se le puede presentar a alguien como yo “protectora de toda clase de vida” (no hay consuelo para esto) y no encuentro la forma de mitigar un poco mi gran pena.
Carlita salió muy bien de su operación, ya andaba y se daba sus paseítos para hacer sus necesidades, todo parecía que iba a terminar con bien. Pero tal vez por vejez, se le hizo una lesión en la columna que al principio parecía que iba a mejorar, (ella a veces tenia dificultad para andar) pero pasaba y todo volvía a la normalidad, menos esta vez. La lesión  se le agravó y a pesar del tratamiento y cuidados, sus patitas traseras perdieron la movilidad para poder caminar y poco a poco fue afectándole también a las delanteras. Debido a ello,  y a pesar de todos los cuidados que ha tenido, le salieron ulceras por presión, que en solo cuatro días empeoraron mucho, esa ha sido la única causa (aunque la peor) que hizo que tanto veterinarios, como yo, tomásemos la decisión de no someterla a ningún dolor.
Hoy lo único que me queda de ella son los recuerdos y estas fotos de cuando fue rescatada, como llegó a mí con sus bebés, y como estaba quince días después de estar a mi lado.

Descansa en Paz querida abuelita mía, siempre estarás en mi corazón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario